Todo Piscinas

Existen diferentes tipos de cubiertas según la piscina que se posea y las necesidades que se quieran cubrir: fijas, telescópicas, de apertura lateral, curvas, poligonales, solo el techo…

Las cubiertas fijas son sobretodo para piscinas grandes o para lugares donde la temporada veraniega es más corta. A veces tienen zonas que se pueden abrir o quitar, para dejar que entre el aire o si es de tipo baja, al no tener puerta para acceder al agua.

Las telescópicas presentan la diferencia de que los módulos que las componen se recogen unos sobre otros para dejar la piscina parcialo totalmente al descubierto. Son una buena opción para disfrutar de la piscina tanto en invierno como en verano.

Si la piscina está pegada al lateral de la casa o del muro del jardín se suele aprovechar esa pared para hacer una cubierta adosada.

Si la piscina se ha construido en el interior de una habitación se puede colocar un techo telescópico, para disfrutar del sol en los meses más calidos.

Cubierta telescópica adosada

Esta cubierta es ideal para aquellas piscinas que están cerca de una pared de la casa o del muro del jardín. Consiste en aprovechar esa pared para cerrar un lado de la piscina y apoyar la cubierta en ella, cerrando el resto de los lados y el techo. En función de este muro las cubiertas serán de un agua o dos aguas. Con apertura lateral o central según el modelo elegido. Y con alturas de hasta 3,5 metros en cumbre, según el ancho y el diseño.

Se basan en módulos telescópicos que se recogen luego en el lateral de la piscina para dejar esta descubierta. Se fabrican en materiales plásticos transparentes como el policarbonato o el metacrilato, siendo muy ligeros por lo que son muy fáciles de mover, incluso para mayores o niños.

Cubiertas curvas baja telescópica

Cubierta de media altura, adecuada para piscinas pequeñas y medias, de fácil desplazamiento y posible motorización.

Está fabricada a base de módulos de policarbonato translucido, con la fachada y fondo fijos o desmontables según el gusto del cliente. La cubierta es telescópica, es decir, los módulos se recogen uno encima del otro, pudiéndose desplazar toda la cubierta fuera de la zona del agua, para que cuando haga buen tiempo, no se vea.

Cubiertas curvas telescópicas altas

Sirven para cualquier tamaño de piscina, provistas de gran movilidad gracias a su exclusivo sistema de desplazamiento por medio de carriles.

Los módulos transparentes, cubren tanto los laterales de la piscina como el techo, siendo independientes para que se pueda abrir aquel que se desee. A la vez son telescopios recogiéndose mediante un suprema de raíles es los laterales de la piscina. Si se desea se puede desplazar toda la cubierta fuera de la zona de baño sin tener que añadir más módulos.

La cubierta puede llegar a medir hasta 3 metros de altura es su zona cumbre en función del ancho que posea. Como se ha comentado las fachadas también se recogen en los laterales. Cuando toda la cubierta está extendida se accede a la piscina a través de una puerta de doble hoja situada en el lateral.

Cubierta telescópica 3-5 ángulos alta

Las de 3 ángulos son para piscinas de pequeñas dimensiones, y las de 5 para las más grandes. Son similares a las anteriores pero con un diseño menos redondeado.

Compuestas a base de módulos de policarbonato transparentes, unidos mediante metal o madera. Los módulos son telescópicos por lo que se recogen unos encima de otros. En vez de llevar raíles pueden ir provistos de ruedas, para poder moverlos con facilidad.

Techo telescópico motorizado

Consiste en una serie de placas de policarbonato transparentes, situadas en el techo de la sala que contiene la piscina, las cuales se recogen unas sobre otras para dejar la piscina al descubierto. Muy útil si la piscina se encuentra instalada dentro de una sala (es decir entre 4 paredes). Las placas se sujetan mediante unas barras de acero inoxidable lacadas.

También se pueden colocar paredes artificiales mediante fachadas de metacrilato transparente. Con ello tenemos una piscina que puede estar cubierta o descubierta según la época del año, y que al ser las paredes transparentes, no genera sensación de agobio.

Los módulos de policarbonato que recubren la piscina, están diseñados para que se recojan unos sobre otros en uno o en los dos laterales de la sala, mediante un sistema motorizado anti-ruido, para disfrutar de la calma en su piscina. La apertura puede central o lateral, según el gusto del usuario.

Conozca los diferentes tipos de materiales y sistemas de juntas que se emplean en el mercado en nuestra página: características de las cubiertas y cerramientos.

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?